La Paisana es el restaurante del Hotel Casa Gracia, que tiene 1000 m2 dividido en dos pisos. Todo el piso inferior esta dentro de una atmósfera oscura y cálida, mezclando el latón, el pavimento tipo versalles y la luz indirecta. La barra de la cocteleria esta hecha de alabastro y retroiluminada con LED, y las puertas de las estancias son vallas, verjas y puertas antiguas recuperadas de anticuarios.