Mallorca-318_04

Esta vivienda de 350m2 está ubicada en el Ensanche de Barcelona, en un edificio modernista y tiene las características propias de un edificio de la época: techos de gran altura con molduras, suelos de baldosa hidráulica y galerías en ambos extremos de la casa. El cliente es un coleccionista de arte, así que las paredes libres fueron una de las prioridades. La cocina se ha hecho toda a medida, desde el suelo hasta la pareja de alacenas hechas con maderas antiguas y la isla central es una sola pieza de cinco metros de hormigón. El mobiliario fabricado a medida, las piezas de diferentes anticuarios y una iluminación indirecta y cálida conforman los espacios de las diferentes estancias.